-->

miércoles, 15 de abril de 2015

COLABORACIÓN: Destituido Fausto Carahuevo por sus duras críticas a la Semana Santa.

Fausto Carahuevo custodiado por dos representantes del gobierno de Castilla -La Mancha, después de sus controvertidas declaraciones sobre la Semana Santa.





Nada que no hay manera. En Corral de Almaguer nunca terminan de estar caldeados los ánimos. Ahora resulta que en un ataque místico  y con la Semana Santa aún caliente, al tonto que dirige la radio local “Radio Atraso” no se le ha ocurrido otra cosa que decir que esto de las procesiones se les está yendo de las manos a las cofradías y que más que procesiones religiosas parecen after post-discoteca Platino y no sé cuántas cosas más.

 


“Pero como se le habrá ocurrido decir eso en la radio a éste hombre, estando como estamos a un mes de las elecciones y después del batacazo que nos hemos llevado en Andalucía" -gritaba desesperado uno de los concejales- "¿Quién nos va a hacer ahora la propaganda? Con lo católicos, apostólicos y to lo demás que se supone que somos….. y al tonto este le da una ventisca, se hace fundamentalista y se pone a criticar a los presidentes de las cofradías que son los que nos votan ¡¡Desde luego así no vamos a ninguna parte!! Yo como sigan así las cosas me paso a “ciudadillos” y que a estos les den por donde amargan los pepinos”
 
"¿Pero es que no os dais cuenta?" -siguió con su monserga el atribulado concejal- "¿es que no veis lo cómodos que son estos sofás y lo bien que vivimos? ¿Es que no os dais cuenta de que no podemos permitirnos el lujo de perder este chollo y menos por culpa de un periodistilla del tres al cuarto…? Necesitamos una solución urgente y creo que se me acaba de ocurrir" –miró de repente a sus compañeros con cara de felicidad- "Vamos a contratar a un becario y que nos emita el programa por 400 euros con la excusa de que le damos experiencia"


"¿es que no veis lo cómodos que son estos sofás y lo bien que vivimos? ¿Es que no os dais cuenta de que no podemos permitirnos el lujo de perder este chollo y menos por culpa de un periodistilla del tres al cuarto…?"

"Más te digo, tengo hasta al ingenuo periodista que lo va a radiar: el hijo de mi tía Raimunda, que acaba de terminar Comunicación Audiovisual y está en casa mirando la pared. Le decimos que le vamos a dar el puesto y él tan contento y mi prima más por darle el trabajo a su chico. Y encima la familia de mi madre son 6 hermanos con sus respectivas mujeres,  maridos, nueras y cuñaos.  ¡Te digo yo que con esos sólos ya sacamos un concejal! Así que ala, rapidito, que las elecciones están a la vuelta de la esquina" –finalizó su discurso más feliz que una perdiz-.

Mientras tanto en la emisora local, Fausto Carahuevo seguía convencido de que sus críticas contaban con el respaldo de las autoridades religiosas, por lo que no se bajaba del carro ni para la de tres. No se imaginaba Faustito que esos mismos que días antes le daban palmaditas en la espalda y despotricaban contra las cofradías para que recogiera sus quejas, ahora le negaban más que San Pedro y le asestaban puñaladas traperas diciendo aquello de “donde digo digo, digo Diego” Vamos  que Judas al lado de ellos se quedaba en hermanita de la Caridad. Cuando por fin se enteró Fausto de que sus mejores amigos le habían traicionado y estaba más sólo que la una, cayó en una profunda depresión

Sin embargo y para sorpresa de Carahuevo, esos mismos corraleños a los que semanas antes llamaba rojos bolivarianos y poco menos que hijos del demonio (como le habían dicho los de su partido que debía llamarlos) se convirtieron de repente en sus únicos defensores, al ser los únicos que tuvieron un par de… para oponerse a la pérdida de libertades de la nueva “ ley Morralla” y por extensión a cualquier ataque contra la libertad de expresión (incluido lo que le habían hecho al pobre Faustito). Fue por ello que sus hasta entonces enemigos se concentraron en la plaza para mostrarle su apoyo y reclamar la readmisión del veterano periodista que días antes los difamaba. Avergonzado por ello, el pobre Fausto no paraba de llorar y agradecer ese apoyo que le habían negado sus anteriores amigos de misa diaria.

En esas y como no podía ser de otra manera, apareció Gervasio Roba-Limones, becario de CORRAL DEscaradaMENTE con un oscuro pasado en el mercadillo de los jueves, dispuesto a entrevistar a  los contendientes en el asunto Carahuevo.

El primer entrevistado fue don Genaro Siempregrís, sacerdote retirado y resabiado por tanta modernez, que se encontraba merodeando por la plaza y que no se cortó a la hora de soltar varios latinajos y decir que lo que le habían hecho a Carahuevo era una vergüenza, que ese señor lo único que había hecho era decir la verdad, pues la Semana Santa se había convertido en un festival del alcohol y de vicio en vez de una muestra de recogimiento y sentimiento religioso.

"...pues la Semana Santa se había convertido en un festival del alcohol y de vicio en vez de una muestra de recogimiento y sentim

Emiliano Bebercio que se encontraba en las cercanías y había oído la perorata del cura, le contestó rápidamente que eso era una tontería, pues él solía tomarse una copa antes de la procesión para coger fuerzas y eso no lo convertía en ningún borracho. “Que lo de ir medio doblao llevando los santos por culpa del bebercio ya no se veía o se veía más bien poco, porque de vuelta a casa sus mujeres les arreaban con el farol en to la cara por la vergüenza que les habían hecho pasar en la procesión”

Roba-Limones se acercó después al bar de pantuflo y allí se encontró con una bella y encantadora mujer de la localidad: Benedicta Zurrones, que a pesar del apaño de nombre que le habían puesto, le contestó con educación que ella pensaba que un periodista debía ser moderado y correcto; y el Señor Fausto llamando borrachos a todos los nazarenos sin excepción se había pasado tres pueblos. “Yo le invitaría a que pidiera disculpas de forma púbica, uy perdón que tonta estoy quería decir pública jijijiij," -se sonrojó- "y que volviera a hacer su programa matinal, porque dedicaba unas canciones de amor preciosas que se me caían las lágrimas…”
 
"Pues yo no opino igual" –entró en la disputa Vicente Macarriles- "pa mí ese menda es un ñoño un redicho y un blando de mucho cuidao, que no cuenta más que tontás de viejas por la radio y nunca pone música heavy de la que a mí me gusta. Por mí que se vaya a escardar cebollinos a su pueblo… Que encima es de el Acebrón… ala puay….”

Y en vista de la diversidad de opiniones Gervasio Robalimones (anda me ha salido un pareado), decidió que… total para lo que le pagaban los rácanos de CDM ya había cumplido de sobra con su trabajo, y que no era cuestión de correr riesgos innecesarios con tanto fanático de las procesiones como hay suelto en Corral. "Así que contento y campante, al bar de fritas se fue el tunante"

Y colorín colorado este cuento se ha acabado 

Posdata: Fausto Carahuevo se volvió a su pueblo en cuanto le escupió por la calle el primer nazareno y los gobernantes dejaron de pasarle su sueldecito mensual por hacerles propaganda.

Los manifestantes fueron apaleados con gomas de butano por parte de los municipales, amparándose en la famosa “ley Morralla”

Por su parte, Gervasio Robalimones dejó un pufo de varios miles de euros en el bar de Fritas a los roñosos de CORRAL DEscaradaMente, y todavía andan buscándolo.



Desde la puerta de "Radio Atraso": El becario sin nombre.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination