-->

lunes, 27 de abril de 2015

Belén Esteban echará este año el pregón de las fiestas.

Así se verá la princesa del pueblo izando la bandera, momentos antes de dar el esperado pregón de las fiestas. 

 

Ya avisamos con anterioridad que este año pintaba divertido con la cosa de las elecciones y lo cierto es que no nos está defraudando. Y cuando decíamos divertido no nos referíamos a las puñaladas traperas que se han venido propinando los integrantes de los propios partidos políticos, o a la utilización del facebook como estrategia de guerra ¿sucia?, ni siquiera a la irrupción en la campaña de toda la prensa escrita española y algunos canales de televisión (menos Telecospe, claro está); sino a la feísima costumbre de los políticos de dejar para unos meses antes de los comicios, los trabajos, contratos, arreglos, adornos, subvenciones, premios y hasta promoción de olvidadas peñas juveniles…. que no han sabido, querido o podido llevar a cabo en los demás años de mandato, con el único propósito de hacer clientelismo, inaugurar algo, dejarse ver, dejarse fotografiar, saludar, sonreír y pelotear, especialmente pelotear.

 

El caso es que, como todas estas muestras de teatro y cinismo político de última hora, sólo sirven para engañar a cuatro pobres ignorantes y cuatro viejas ingenuas, nuestros gobernantes se las ven y se las desean cada cuatro años para encontrar algo que verdaderamente llame la atención y provoque el comentario de los vecinos.
Es por esto que el gabinete de prensa y los demás asesores de nuestros excelsos políticos (menudo chollo tienen los jodíos), se pusieron a trabajar por fin y a estrujarse los sesos concienzudamente. Después de estudiar una serie de variables, (edad, nivel de estudios, horas de televisión, compromiso político, compromiso religioso) llegaron a la conclusión de que "lo que Corral necesitaba con urgencia era alguien sobresaliente que echase el pregón. Alguien que despuntara por encima de los mortales, alguien que despertara la admiración de la gente, alguien que sirviera de faro en la negra noche de la crisis, alguien –en definitiva- que brillara en el firmamento cual rutilante estrella" 

"Alguien que despuntara por encima de los mortales, alguien que despertara la admiración de la gente, alguien que sirviera de faro en la negra noche de la crisis"

¿Algún premio Nóbel –pensarán ustedes-, algún deportista de élite tal vez, algún famoso cantante, algún consagrado actor? …. No…. Belén Esteban.
"La auténtica princesa del pueblo, la auténtica reina de las chonis capaz de congregar diariamente delante del televisor a una ingente multitud de personas dispuestas a seguirla hasta la muerte por conocer si Andreíta se comía o no el pollo. El auténtico espejo en el que se miran cientos de miles de españolas y españoles, mientras devoran un bocadillo de chorizo y comentan su última operación de cirugía estética. El verdadero reflejo de nuestra cultura, capaz de convertirse en la tercera fuerza política si decidiera presentarse a las elecciones"
Todo esto lo sabían de sobra los asesores políticos, como también sabían que cobraba habitualmente más que el presidente del gobierno y que su presencia en las fiestas supondría agotar buena parte del presupuesto de festejos. Daba igual.... "el objetivo era el objetivo, es decir: ganar las elecciones a cualquier precio y con todo tipo de artimañas". Lo de que la gente disfrutase en las fiestas era algo secundario, pues habían comprobado que con darles a los vecinos un vino gratis pagado por las cooperativas, un trozo de bocadillo al estilo del que dona el Atleti y añadir cuatro cohetes y la actuación de los jelmis o la copla, la cosa estaba solucionada y encima barata. Quedaba el tema de las carrozas, pero como se daban las mismas subvenciones y ya venían ajustadas, daba lo mismo que los grupos se lo currasen o no, con tal de que aparecieran muchas comparsas bailando y una carroza final y pomposa que pusiera la guinda. Todo controlado.

"el objetivo era el objetivo, es decir: ganar las elecciones a cualquier precio y con todo tipo de artimañas"

El problema es que La Esteban, consciente de su popularidad, solicitaba ya como las grandes estrellas una serie de condiciones extravagantes para hacerse notar. Entre esas condiciones estaba el ser trasladada en avioneta privada -con abastecimiento de licores en su interior- al aeropuerto más próximo (en este caso sería el aeródromo de Lillo), donde debería esperarla una limusina de color rosa y con asientos de leopardo, que la conduciría hasta su propia rulotte cromada, de las utilizadas por las estrellas americanas –no menos de diez metros de longitud- que contaría con toda la colección de discos de Camela en su interior y un armario repleto de chándales y zapatillas deportivas para los diferentes actos protocolarios. Una peluquera de fama (en este caso suponemos que la Séllez) le debería recoger el pelo y hacerle su habitual cola de caballo, mientras ella le iba metiendo tajos a un jamón auténtico de bellota, acompañado por una hogaza de pan de la tierra cocida a propósito, regado con el mejor vino de la zona, que debería valer no menos de veinte euros. Para las esperas y mientras recibía y saludaba a las autoridades, deberían tener preparados un paquete de chicles de sabor sandía y una bolsa de chochos “o pipas” como se dice en otras zonas de nuestra comunidad.
Escandalizados por las condiciones exigidas por esta gran diva española (que representa como nadie la auténtica marca de España en el extranjero) los organizadores no tuvieron más remedio que replegarse a sus exigencias y empeñar el presupuesto municipal para los próximos cuatro años, dado que lo importante era lo importante, es decir: "ganar las próximas elecciones a cualquier precio y por cualquier medio. Y tal como están últimamente las cosas......  se ve que "Todo vale"


Desde la placeta de las monjas, viendo las dificultades para meter la rulotte: Pepita Poncillo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination