-->

domingo, 1 de febrero de 2015

El Ayuntamiento quiere recuperar las tradiciones perdidas de San Antón.

Casimiro Nubloso, Ruperta Malafondinga, el tío Cachiporra y Milagros de los Rosarios nos amenizarán la festividad de San Antón con su presencia y puesta en escena.




Por todos es conocida la antigua y curiosa tradición de exhibir los animales de carga con todos sus adornos y atalajes durante la fiesta de San Antón. Era costumbre arraigada y así lo prescribía el ritual, que alrededor de la ermita: burros, mulas y caballos dieran unas cuantas vueltas en señal de reconocimiento al Patrón de los animales y de paso obtener su bendición, dado que de la salud y capacidad de trabajo de las bestias de carga dependía en gran medida la de los propios dueños.

 

Hoy en día mulos y burros han sido sustituidos por poderosos tractores (poco necesitados de bendiciones de San Antón) y los hermosos caballos por lujosos coches que algunos intentan lucir (al igual que ocurriera con los animales) a base de dar vueltas y más vueltas pero en este caso por la población.
El problema es que de seguir con esta tónica las fiestas de San Antón se limitarán a prender una hoguera más o menos grande y a una procesión, con el consiguiente peligro de que vaya desapareciendo poco a poco de la memoria de los vecinos y se pierda como tantas cosas de la localidad. 


"El problema es que de seguir con esta tónica las fiestas de San Antón se limitarán a prender una hoguera más o menos grande y a una procesión"

Para evitar esta eventualidad y sobre todo porque estamos en año de elecciones y los políticos necesitan aparentar preocupación por las cosas del pueblo, una comisión integrada por representantes del ayuntamiento, las cofradías, los ganaderos, los cazadores y el director del Instituto (coño por una vez no aparece el cura) han decidido recuperar las viejas tradiciones a base de elegir anualmente a una serie de individuos primarios y brutotes, de esos que se suelen pasar los razonamientos lógicos por la entrepierna, para que adornados con sus mejores galas y lacitos de colores como las mulas, hagan ostentación de fuerza y todo tipo de animalás alrededor de la ermita de San Antón. 

-Iniciará el acto el tío cachiporra, que delante de las autoridades y de todo el personal convocado, se beberá una garrafa de vino de arroba de una sentá, repitiendo continuamente la conocida frase “gregorio gregorillo bebe vino de este botillo”

-Le seguirá en el ranking Marcelino Revientamajanos, que estirazará él solico de un remolque lleno de uvas desde la lastra a la cooperativa, con to la corporación municipal encima de la lona.
-Vendrán después unos cuantos alumnos del Instituto -con menos futuro en los estudios que Paquirrín en una biblioteca- pero famosos entre la juventud por sus continuas broncas en el botellón, que demostrarán al personal la manera de tirar cohetes con el culo en cuanto llegan al décimo cubata.
-A continuación está previsto que acuda a la cita Ruperta Malafondinga, temida en su barrio por calentar a las vecinas y sus maridos, a la vez que “echa los Dioses” más aborricaos que podamos imaginar. En esta ocasión romperá en directo una cristalería de ajuar, echando un taco contra los políticos.
-Vendrá después Tiburcio Esgarramantas, que dará dos vueltas a la ermita con el arrodillao a las espaldas -sin horquillas ni ayudas de ningún tipo- y después de tomarse un botellín o dos en el bar de Julián sin dejar el anda, hará las caídas correspondientes en la puerta de la ermita.


"Tiburcio Esgarramantas, que dará dos vueltas a la ermita con el arrodillao a las espaldas -sin horquillas ni ayudas de ningún tipo- y después de tomarse un botellín o dos en el bar de Julián"

-No faltará a la cita doña Milagros de los Rosarios, que demostrará ante el público cómo es posible asistir en un día a tres misas, dos entierros, una boda y un bautizo, sin olvidar el ángelus de las doce, los dos rosarios que se mete mientras se come el cocido, un vaso de agua bendita a media tarde y los ora pro nobis de por la noche cuando yace con su marido.
-Le seguirá en la exhibición Casimiro Nubloso, cegato de nacimiento y peligroso cazador (el único que disparó una vez al aire y falló) que ostenta en su curriculum el curioso record de ser el cazador que cuenta con mayor número de compañeros lesionados en el culo y espalda por perdigones y el que mayor destrozo de la fauna corraleña ha ocasionado a lo largo de su historia. En esta ocasión demostrará ante las autoridades, cómo es posible con un sólo disparo cargarse tres perros, dos ovejas, cuatro agentes forestales y una perdiz de rebote.
-Y como colofón, los integrantes de la Asociación de Guarros Regoldadores "Santa Emerancia de las Angustias", que demostrarán ante el personal congregado, cómo es posible provocar un pequeño terremoto de intensidad 4 en la escala de Richter, con apenas tres regüeldos bien echaos.


Desde la cuesta de San Antón y asqueá por tanta borriquería, les informó: Pepita Poncillo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination