-->

lunes, 9 de febrero de 2015

Declarada la alerta 4 en Corral de Almaguer, tras la aparición de varios artículos de prensa.

La locura, la histeria y  el caos fueron los protagonistas estos pasados días hasta que el ejército se pudo hacer con la situación. Aunque la alerta 4 continúa.






Hombres corriendo por las calles sin rumbo aparente, mujeres con las manos en la cabeza, niños llorando en medio del asfalto, personas saqueando supermercados y tiendas de electrodomésticos (momento ideal -por cierto- para hacerse con una televisión de 42 pulgadas por la patilla), otros cerrando y bajando persianas, apuntalando puertas, haciendo maletas... vamos…la hecatombe. ¿Un terremoto, un huracán, la epidemia del Ébola, un ataque de los Orcos? Ni mucho menos, frío frío… este es el estado en el que se encuentra Corral de Almaguer después de que se haya declarado la alerta 4 y haya llegado el ejército para controlar la situación.

 


Todo esto que les estamos narrando lo vivimos en primera persona Mamerto Lonegro y un servidor Sigifredo Boinillas -redactores de CdM- cuando fuimos sacados a la fuerza del bar de Fritas y obligados a retransmitir en directo, la situación que se estaba viviendo en Corral de Almaguer desde que el pasado miércoles una noticia saltara a la palestra.

Lo primero que hicimos fue intentar hablar con alguna de esas personas que corrían nerviosas de un lado para otro con la mirada en el infinito, pero no obtuvimos respuesta alguna. Finalmente nos encontramos con Purificación García, señora de misa diaria conocida en el pueblo por no repetir nunca modelito en las novenas, que en esta ocasión aparecía con los pelos como alambres y un chándal de imitación marca “Reebuk” comprado seguramente en el rastro.

Por favor Señora Purificación, pare un momento ¿qué es lo que está pasando y porqué va todo el mundo corriendo y gritando como locos?

"¿Pero estáis así? Parece mentira que seáis del pueblo. ¿Es que no sabéis que esto se acaba, esto se acaba, esto se acabaaaaaa? ¡¡a ver ahora qué hacemos virgen rica, a ver qué hacemoooos!!. Si ya lo decía mi padre que en paz descanse… algún día se os acabará el chollo y os acordaréis. Y vaya si tenía razón mi padre, si es que era mu liistooo. Apartaros que voy a perder el Samar de la una que yo aquí no me quedo”


"Si ya lo decía mi padre que en paz descanse… algún día se os acabará el chollo y os acordaréis"

Impresionados por la pérdida de los papeles de tan estirada y recatada señora, a la que todavía se oía gritar a lo lejos “esto se acaba, esto se acabaaaa”, nos encontramos pasadas unas calles con otra mujer con la mirada perdida, que sin parar de tiritar, repetía: “ya nos han pillao, ya nos han pillao, ya nos han pillao…” Al acercarnos más de cerca, nos dimos cuenta que se trataba nada menos que de Encarna del Pasteleo, presidenta del grupo oficial de pelotilleras-aplaudidoras y fanática de hacerse fotos con los politicuchos provinciales que solían acercarse por Corral para inaugurar algo o para comer gratis. Fuera de sí, nos abordó nerviosa sin parar de repetir: “no lo oléis… pero es que no lo oléis… esto se nos va a la mierda y ya no podemos hacer naaaa... Ahora que nos habíamos apuntao mi marido y yo a la Asociación de Matrimonios Opusinos que toman el té a la salida de misa anca el bar de Pantunflo, va y se jode to de repente. So comunistas…. que sois tos unos comunistaaaaaaaaaaaaassssssssss… y vosotros también por muy extraterrestres que seáis” La mujer se fue corriendo con la cara desencajada calle abajo y desapareció de nuestra vista al girar la esquina.


"Ahora que nos habíamos apuntao mi marido y yo a la Asociación de Matrimonios Opusinos que toman el té a la salida de misa anca el bar de Pantunflo"

Un poco más adelante nos encontramos con don Jacinto Pocospelos Toenterao, presidente de una conocida hermandad de Semana Santa y habitual de cetros y varas, además de pelotillero oficial de autoridades con olor a rancio y asiduo a las tertulias de la plaza y la iglesia por partes iguales.

"¿Cómo que qué pasa… es que vosotros no tenéis Wasap de ese pa enteraros? –nos soltó to enfadao- To esto de las tecnologías tiene la culpa. No sabéis que a más de uno lo han tenido que ingresar con ataques de ansiedad, adicción incontrolada a la taza del water, ceguera temporal, esguinces en los dedos y dolores cervicales? Pero si por lo visto las urgencias están colapsás en Toledo con gente de Corral. ¿De verdad que no os habéis enterao? ¡¡Anda ya!! ¿Pero es que vivís en otro planeta o qué?”

Pero Jacinto por Dios, cuéntenos de una vez lo que ocurre y no se ande por las ramas. Explíquese, explíquese:

“¿No me digáis que a estas alturas no sabéis qué muchos del pueblo -entre los que me incluyo- estamos acojonaos. Que después de estar tanto tiempo bajo protección, a ver ahora cómo nos apañamos tos los que nos dieron el carnet en la tómbola. Ay señor la que se nos viene encima. Ni arar las viñas los domingos vamos a poder. To esto viene  mal pa la economía del pueblo ¡eh!. Que a este paso los únicos turistas que van a venir son los periodistas con sus cámaras y micrófonos. Bueno…  digo yo que algo de gasto harán no? Ala me voy pa el wáter que parece que tengo movimiento de tripas. Me voy me voy me voy me voy…” 

Tras esas enigmáticas palabras, nos dirigimos al centro médico para ver si nos podíamos enterar de algo más sobre el famoso “tema”, del que todos hablaban pero que nosotros no terminábamos de entender.

Lo que nuestros ojos contemplaron allí, fue algo dantesco: gente llorando de dolor por los pasillos y pidiendo a gritos la amputación de los dedos de la mano, personas de derechas de to la vida que se habían cortao las venas en un arranque de pánico, y sobre todo muchos vecinos con la cabeza perdida que no cesaban de exclamar: “Ay la que nos han liao, la que nos han liao”   “ya ni borrachos vamos a poder conducir los fines de semana…”. Un anciano mientras tanto, pedía a gritos su teléfono móvil para consultar el grupo de wasap “Hermanos y primos”. Algo ¡Espeluznante!


"Que después de estar tanto tiempo bajo protección, a ver ahora cómo nos apañamos tos los que nos dieron el carnet en la tómbola. Ay señor la que se nos viene encima"

En vista del panorama, nos dirigimos directamente a hablar con el personal sanitario y concretamente con la auxiliar Anastasia Anestesia que nos expresó:

“perdonad que no os atienda, pero ya veis como está esto. No para de venir gente de derechas con los síntomas cada vez más fuertes. Necesitamos voluntarios que quieran echarnos una mano, porque la cosa va empeorando” Al lado, Nicomedes jeringuilla nos contó:

“como las autoridades no pongan remedio lo antes posible, tendremos que llamar al Carlos III para aislar a los afectados. Nunca habíamos visto un contagio tan severo entre determinadas personas de la población. Esto ha superado con creces el último colapso por empacho de tapas durante las jornadas medievales. Y lo peor está por venir” 

Pero Nicomedes, ¿Qué es lo que está produciendo semejante locura en Corral de Almaguer?

"¡¡Pero qué me estáis contando!! ¿De verdad que no sabéis lo que pasa? Anda tomad mi teléfono y meteos en el wasap “Cuñao Antonio” y lo entenderéis, que yo ya no quiero ni verlo que me pongo malo, mu malooooooo”

Al meternos en el wasap, comprobamos que efectivamente aparecían varios enlaces a artículos de periódicos con el título: “A mí las multas me las quitaba Rita la Cantaora” y lo entendimos todo. Atónitos tras comprobar que era su propio grupo (mediante el periódico La Corazoná) el que le asestaba una puñalada trapera y destapaba las denuncias, nos quedamos haciendo cruces.

Nuestro cerebro no podía asimilar semejante momento sin poder parar de teclear y mirar el wasap, nos dimos cuenta de que empezábamos a sufrir los mismos síntomas que toda esa gente de derechas. Estábamos contagiados y ya no pudimos salir de allí. Por alguna razón que desconocíamos, Rita había perdido la protección de quien la había hecho subir como la espuma y ahora la vieja guardia reclamaba su lugar.

La política es así de cruel y no entendía de amistades sino de intereses. Hoy estás en lo más alto y mañana en el pozo. Hoy te alabo y mañana te hundo. Hoy eres verdugo y mañana víctima. Es la crueldad de los seres que viven más pendientes de los intereses y el dinero que de las personas. 


Desde el centro médico asobinaos al lao de los wateres: Mamerto Lonegro y Sigifredo Boinillas.


Posdata: En el breve espacio de tiempo que va desde el pasado miércoles hasta hoy, la táctica ha pasado del "Yo no he sido" al "Ha sido éste". Veremos como acaba la cosa teniendo en cuenta que han comenzado las puñaladas traperas y el sálvese quien pueda. La cosa por lo pronto no pinta nada bien, pues aunque la presunción de inocencia debe prevalecer y ser igual para todos -políticos y no políticos (policías incluidos)- la desesperación nunca es buena consejera. 




2 comentarios :

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination