-->

miércoles, 25 de febrero de 2015

COLABORACIÓN: Las privatizaciones para los corraleños ¿Ahorro o chollo para los amiguetes?

Parece que a los responsables políticos les da igual si en los pasillos de las Urgencias mueren enfermos o se baila una jota manchega. A las pruebas nos remitimos.




Todos -o casi todos- somos conscientes de que como consecuencia de la crisis, nuestra sociedad está sufriendo recortes bestiales en todos los servicios públicos (sanidad, educación, dependencia…). Todos –o casi todos- nos hemos dado cuenta también, de que con el pretexto del “ahorro” lo que se está llevando a cabo es una privatización encubierta de las infraestructuras que antes aseguraban el bienestar a los ciudadanos (y por lo tanto eran financiadas con el Erario Público) para repartirlas ahora (por arte de magia o por cantidades simbólicas como ocurrió en su momento con telefónica) a empresas externas cercanas a familiares y amigos de los políticos de turno, que con el paso del tiempo aparecerán en sus consejos de administración. Vamos….que “todo queda en casa”

 

Y no hay que irse muy lejos de nuestra comunidad autónoma, para comprobar que algunos familiares de altos cargos han multiplicando por 14 los ingresos de sus empresas. ¿Qué casualidad no?. Lo triste es que estos políticos de medio pelo suelen “ahorrar” costes a la sanidad pública, sin importarle un pimiento si en los hospitales se muere la gente por falta de medios o se baila la jota y la sardana en sus pasillos. Vamos…. de hecho…. todavía no sabemos dónde está el famoso ahorro, pues las cifras (no nosotros) apuntan a que desde que entró la nueva presidenta, el déficit ha aumentado notablemente.
Para conocer la opinión de los corraleños sobre estos temas, el equipo de CdM ha enviado a su colaborador más friki, aficionado a escuchar La Puerka, Intereconomato, El diario Púbico, El Abecedario, La SinRazón, El Entremedias y La Sixta Noche. Como podéis comprobar, un frikazo de mucho cuidado, que tiene la fea costumbre de preocuparse por la sociedad que le rodea  y que obedece al mote de Coleta-Pelá, aunque su nombre es Ambrosio Bosch, mezcla de catalán y pseudo-pijo de las Eras Altas. Pues bien, nada más salir a escrutar las calles del pueblo, se encontró con la Josefa la Esmirriá, mujer tísica y espaletillá a pesar de ser cincuentona, lo que la convierte en la envidia de las “rellenitas” por aquello de que se permite el lujo de hincharse a magdalenas y tortas de mosto y no engorda naica na:
“Ains hermoso, yo mientras vaya al médico, me atienda y me den los pañales pa mi madre… me da to igual. ¿Tú te crees que me va a importar a mi si me los da el Estado o un señor que tiene ese tipo de negocios con los médicos?"
Ya señora, pero usted se imaginará que ese señor a lo que va es a llenarse los bolsillos con su enfermedad, no a darle un buen servicio como se supone que antes le daba el Estado.
“Te paeceque el tio asqueroso,  aaanda tira puayyyyy que te muelo a bolsazos… tú lo que quieres es engañame con to esos tesnicismos y palabrerías. ¿Qué seguro que le estás haciendo la campaña al de Podemos? Yo voy al médico, me dan los pañales y sanseacabó. ¿O es que los otros no han robau?. Tira puayyyy que no vas a conseguir que vote al Podemos ese ni por asomo que yo soy más de barbas que de coletas, que esos pelos son de guarros”

"Tira puayyyy que no vas a conseguir que vote al Podemos ese ni por asomo que yo soy más de barbas que de coletas, que esos pelos son de guarros"

 Vale vale señora, deje de pegarme que sólo era  una pregunta inocente…
Después de un chichón y atronamiento de oído, Ambrosio coleta-pelaaa (jajaja, no podemos evitar reírnos de su mote) se dirigió hacia una persona de unos 25 años con estudios medios y temple moderado, al que todos conocían como el Pingo (por aquello de estar siempre por ahí y no parar por casa). En su momento se sacó la Formación Profesional en el Alonso Quijano de Quintanar, pero ahora andaba en el paro. Ambrosio le trasladó la famosa pregunta sobre la privatización:
“Yo creo que nuestra presidenta es demasiado listota, aunque no es nuevo que gente de su gobierno apoyen y ayuden a los suyos, vamos de hecho es de lo más normal hoy en día. Si hasta el más tonto hace botijos…. vamos… tanto unos como otros. Por eso y más, no me importa decir que voy a votar al coletas ese aunque le falte altura y tenga chepa, que por lo menos parece un tío legal y con cultura y no se atasca al hablar”
A continuación nuestro flamante reportero se dirigió hacia una de las zonas más conservadoras del pueblo, La Plaza Mayor. Lugar habitual para criticar a diestro y siniestro, especialmente a la salida de misa, o hacerle la pelota a nuestros gobernantes en el bar de costumbre. Y allí precisamente se encontró nuestro reportero con Angustias Piernatiesa, conocida terrateniente, a la que le habló de las nefastas consecuencias de la privatización.
“Yo lo tengo todo privado hijo mío. Y mi nieta que está haciendo un master desos en la Universidad de Cambrisssge, ayss hijo nunca me sale…, se lo paga una servidora porque puede, a ver que tas creído. Lo del estado del bienestar ya se sabe que es la excusa de los vagos pa meterse a funcionarios y chupar del frasco, así que… que se jodan, que se privatice to y que les metan un jefe que los ponga en vereda. Ay si mandara yo… iban a salir flojos…”
Ambrosio que no se atrevió a rebatirla no le diera por pegarle bolsazos como la primera, se dirigió a la zona del Instituto que es… cómo decirlo… como más de izquierdas, y donde antes hacía el Agosto el Psoe. Allí se acercó a un jubilado con achaques, que si no fuera por ese estado del bienestar al que se refería Angustias, no tendría ni para comer pan rebenío.
“los pobres siempre hemos vivio mal, mirusté" -respondió el venerable enciano-. "Mi padre se murió de un resfriao al no tener ni para aspirinas, y ahora que pensaba que mis nietos iban a poder estudiar, ponen la universidad por la nubes. Una vergüenza hombre, UNA VERGÜENZA. Yo reconozco que siempre he sío de Felipe, un tío formal que antiguamente iba con su chaqueteja de pana, humilde, campechano (no se confunda usté con el Rey, eh…) y ahora… ¿tú lo has visto… pero lo has visto? Por lo visto está colocao en un Consejo de Administración de esos, ganando un dineral el tío. Así que seguramente vote a tu pariente el Coletas, que dice mi Herminia que tu padre y el padre de su padre eran primos terceros o algo así, ¿no? Es que como lo defiendes tanto, he dicho pa mis adentros… o es familia suya o está bien pagao. To esto fue mi Herminia la que me lo confirmó, aunque últimamente chochea mucho”

"reconozco que siempre he sío de Felipe, un tío formal que antiguamente iba con su chaqueteja de pana, humilde, campechano (no se confunda usté con el Rey, eh…) y ahora… ¿tú lo has visto… pero lo has visto?"

Ambrosio, muy educado, tuvo que cortarle como pudo después de media hora, pues no había manera de finalizar la conversación… “ala hermoso, aquí tenéis vuestra casa tu pariente y tú pa lo que sea menester” Y escapando como pudo, se dirigió esta vez a entrevistar a un empresario, futuro jefe del grupo Lidel que van a abrir en el pueblo:
“Yo como empresario creo firmemente que la privatización es un fenómeno necesario en nuestra sociedad y que hay mucho beneficiado por ello. Sin ir más lejos, en la residencia, si no fuera por la empresa privada, no habría tanta gente del pueblo trabajando, pues tendrían que aprobar unas oposiciones y encima con nota, para poder ejercer en el pueblo. Ya me dirá usted si no se les ha aparecido la Virgen con este sistema”
A lo que Ambrosio respondió: “Hombre si usted me lo pinta así de bonito, pero no recoge que cobran de pascuas a ramos sus ridículos sueldos, que echan más horas que un chino en una máquina tragaperras y que trabajan festivos sin cobrar suplementos… pues parece que efectivamente sí se les ha aparecido la Virgen sí. Pero lo mismo si fueran funcionarios cobraban sus sueldos todos los meses y sin retrasos"

"Y los derechos que tanto habían costado conseguir a los trabajadores ¿no cree usted señor empresario que se han ido a la mierda?” Éste se limitó a responder que pasaba de demagogias y de coletas, acabando por cerrarle la puerta en las narices sin ningún miramiento. Aquí huele a terreno recalificaooooo, se dijo a sí mismo nuestro Ambrosio por lo bajini.
Así que viendo que le cerraban las puertas y le zurrían las tripas por ser la hora de comer, nuestro colaborador puntual dio por zanjado el reportaje, no sin antes hacer un llamamiento a la cordura y a no creernos lo que nos dicen las televisiones. De hecho, en esta primera colaboración nos anima a leer más y contrastar la información, para así poder llegar a la verdad más verdadera y, sobre todo, a trabajar nuestra capacidad crítica para que nadie opine por nosotros, ya que la desinformación y la ignorancia es el peor enemigo de los pobres.

Desde anca la Salu: Ambrosio, Coleta-Pelá, colaborador puntual de CdM.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination