-->

miércoles, 26 de noviembre de 2014

La sonda espacial Philae no aterrizó sobre el cometa, sino que se "embasuró" en Corral de Almaguer.

Una vez en sus cabales, Aniceto sacó de sus tierras la sonda espacial, y la volvió a dejar con gran disimulo en el basurero ilegal. Que bien finge el jodío.

 

 

Según los datos facilitados por la Agencia Espacial Europea, en lo que ha sido calificado como “un hito en la conquista del espacio” el modulo espacial Philae habría aterrizado sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko el pasado día 12 de noviembre, rebotando más de kilómetro y medio tras un primer contacto, para aterrizar finalmente a unos 800 metros del punto anterior.

 

La NASA (Agencia Espacial Americana), escocida por ese pretendido éxito europeo, ha realizado una investigación sobre el tema, demostrando que el módulo Philae no sólo no aterrizó sobre el mencionado cometa, sino que fue a caer en un basurero ilegal existente en la zona conocida como "los arenales" de Corral de Almaguer.
Según ese mismo estudio, pudo ser alguna tormenta eléctrica la que desvió  la sonda espacial Rosetta de su rumbo, perdiéndose su control hasta que comenzó a enviar imágenes de una zona aparentemente rocosa, que los ingenieros de la Agencia Espacial Europea ESA confundieron con la grisácea superficie del cometa en cuestión. 
Esta zona rocosa era en realidad un basurero ilegal que se encuentra al final de la calle Silos, en el populoso barrio de Santana de Corral de Almaguer, donde suelen verter sus escombros muchos de los albañiles de la localidad. Dada la acumulación de restos de cemento de color gris, los científicos lo confundieron con la superficie del ansiado cometa de nombre impronunciable. 


"Esta zona rocosa era en realidad un basurero ilegal que se encuentra al final de la calle Silos, en el populoso barrio de Santana de Corral de Almaguer"

Tras demostrar los americanos la veracidad de sus investigaciones, la Agencia Espacial Europea ESA, no tuvo más remedio que reconocer que si Philae rebotó más de kilómetro y medio tras su inicial contacto con la superficie, fue porque cayó encima de un montón de colchones abandonados del aludido vertedero. Así las cosas, está claro que Philae no "acometizó" sobre 67P/Churyumov-Gerasimenko, sino que se "embasuró" en Corral de Almaguer.
Mientras los yankees de la NASA se mostraban orgullosos por haber desvelado el embuste  (sobre todo porque significa que siguen siendo los amos del espacio), los responsables de la ESA, ante lo evidente de las pruebas, reconocieron finalmente su error: "el caso es que así a lo tonto, un día de tormenta en el que además daban fútbol por la tele, se nos fue el control del aparato. Pero como es tan caro, decidimos no decir nada y esperar a ver qué pasaba, no fuera que por un casual volviera el sólico al redil. Y eso fue lo que pensamos cuando vimos en las primeras fotos tanta piedra de color gris. ¡Tate! dijimos, eso es el cometa, así que bajamos la sonda. Pero mira tú por dónde, al final resultó que eran escombros de cemento de un basurero", nos confesó Josechu Letón,  responsable del centro se control de Robledo de Chavela.
Pero no acabó ahí la desgracia de esta misión espacial, porque después del rebote de más de kilómetro y medio, la sonda Philae -que tiene más o menos el tamaño de una lavadora del Carrefour- fue a aterrizar en una viña cercana a unos 800 metros del basurero, con tan mala pata que fue a caer debajo de un remolque "bañera" típico de cuquillero corraleño, de los de a 15.000 kilos de uva por viaje. 
Claro, al encontrarse entre los ejes de tan enorme remolque,  la sonda dejó de recibir la luz solar inmediatamente y procedió a suspender su actividad pasando a modo "hibernación", lo que fue achacado por la Agencia Espacial Europea a la lejanía del sol a la que estaba el cometa y al haberse situado en una zona oscura, “sombra” para los de la Logse.
Todo se desveló finalmente gracias a la participación del dueño de la tierra, Aniceto Logrande, cuando al ir a retirar la bañera para llevársela a Goyito a que le arreglase un manguito, se dio cuenta de que debajo del remolque había un aparato del tamaño de una lavadora, que tenía pinta de ser algo de otro mundo porque estaba lleno de cristales y cosas que brillaban. 
“Esto va a ser la nave de los extraterrestres esos de CORRAL DEscaradaMENTE” –pensó en un principio- corriendo a apartar la bañera por si se le contagiaba algo. En cuanto apartó el remolque, el módulo Philae comenzó de nuevo a recibir los rayos solares y a enviar fotos-. 
El cuquillero mientras tanto, afectado por los nervios del encuentro, decidió comentarlo cuanto antes a la autoridad competente:  “es decir al Cura” que ni corto ni perezoso decidió montar una comitiva religiosa, por si diera la casualidad de que fuera una aparición mariana empezar a organizar cuanto antes los eventos pertinentes. Avisó después a las autoridades municipales que, dando el contrapunto civil a las expectativas marianas del párroco,  decidieron enviar el habitual retén de emergencias compuesto por dos obreros de la villa vestidos con trajes de agua "por si la radiación" y un carea entrenado en morder bichos extraños "por si estaban dentro los marcianos esos de CORRAL DEscaradaMENTE".


"El cuquillero mientras tanto, afectado por los nervios del encuentro, decidió comentarlo cuanto antes a la autoridad competente:  “es decir al Cura”

Cuando la comitiva llegó por fin a la tierra, se encontró con que el aparato había recargado completamente sus baterías y estaba haciendo agujeros como loco en la tierra del Aniceto. Al ver la que le estaba formando en la viña recién ará, el Aniceto soltó un par de dioses que retumbaron en la zona y fueron contestados inmediatamente por el cura con otros tantos sopapos para, como aclaró posteriormente el pater: “que el amigo Aniceto recobrara su perdida cordura”.
Y de ahí a enterarse la NASA, todo fue uno. El misterio ahora, es saber quién informó a los americanos de estos hechos (se baraja la posibilidad de la presencia de espías americanos en Corral de Almaguer disfrazados de beatas), pues ese mismo día los medios periodísticos norteamericanos recogían el momento en el que Obama se descojonaba de risa a costa de Ángela Merkel y sus esbirros europeos, coincidiendo con la cumbre del G-20, además del bochorno posterior al descubrirse que encima fue a caer en un basurero ilegal, ¡cómo no! de Corral de Almaguer. 


Desde el basurero viendo a las liebres encamás en los agujeros de la tierra del Aniceto, les informó: Carmelo Cotón



1 comentario :

  1. jajajajajajajajajajjjajajajajajjajajajajaja estos de corral cada dia son mas gilipollas

    ResponderEliminar

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination