-->

miércoles, 29 de octubre de 2014

CONFIRMADO: Al pequeño Nicolás le tocó sacarla y meterla varias veces en la procesión del Viernes Santo.

Podemos comprobar cómo Nicolás hizo lo imposible por aparecer en la foto junto a sus héroes durante la Coronación de la Virgen de la Muela. Menudas piernas tiene el jodío. (lo curioso del caso es que de la presente fotografía el único montaje es el Nicolasillo, el resto es una foto real tomada durante la Coronación) 

 

 

Como era de esperar -dada su relevancia cuasi mundial- Corral de Almaguer ha vuelto a salir a la palestra y ésta vez en relación con las andanzas y venturas de Francisco Nicolás Gómez,  más conocido como  "el pequeño Nicolás".

 


Los tejemanejes de este sujeto han sido de tal calado, que han llegado a salpicar hasta lo más sagrado de nuestra idiosincrasia popular: “la Semana Santa”. Gracias a la denuncia realizada por un cofrade de la Hermandad de Nuestra Sra. De la Soledad (para los de la Logse: "Los Negros") se ha podido constatar que la noche del último Viernes Santo, el citado Francisco Nicolás sacó y metió dos de las tres imágenes que procesionan en esta Cofradía.

"El caso es que yo me mosqueé cuando vino el guardaespaldas y me quitó el cetro na más doblar la esquina de la plaza y me ordenó que no me moviera de allí hasta que él me lo dijera" –nos comentó Mamerto Losantos- mayordomo que fue ese año del sepulcro.  "Pero como me dijo que estábamos en una operación del CNI y había riesgo de atentado de radicales islámicos…. pues oyes… yo me lo creí.  Así que allí me quedé como un pasmarote hasta que me diese la orden... aprovechando mientras para hacerme unas fotos de lucimiento. Eso sí, al parar la imagen, vi cómo uno que llevaba el anda justo en el centro del paso, salía corriendo pa la Iglesia dejando el hueco sin cubrir. Que no vea usted las hostias - con perdón - que se dieron entre tres nazarenos pa coger el anda...que si no llega a estar el Higinio acertao dándoles en la cabeza con el farol a dos de ellos, se podía haber liao la de Dios es Cristo"

"Pero lo que más me mosqueó, fue comprobar que el tío que había salido antes del anda del Sepulcro, venía ahora en el anda de La Soledad... ahí hay gato encerrao -dije pa mis adentros- una de dos: o son muchos de familia y les toca to los años, o chanchullo al canto" -continuó el amigo Losantos -.


"una de dos: o son muchos de familia y les toca to los años, o chanchullo al canto"

"Y no se crea usté que ahí paró la cosa.  Según me contó el Agapito" -se refiere a Agapito Duro, que fue mayordomo de la Soledad- "a él también le quitó el cetro un guardaespaldas del CNI, y vio cómo el tío de antes volvía a dejar el anda para salir corriendo otra vez y pillar esta vez Las Angustias. Pero en esta ocasión resulta que se fue a poner en el sitio de Marcelino "revienta majanos" por lo que éste, al ver que le querían quitar el anda, empezó a echar Dioses y repartir leches como panes. Y mira que el otro le decía aquello de “usted no sabe con quién se está metiendo, que si era agente del CNI y que si estaba en misión secreta” a lo que el Marcelino le dijo que no se preocupara, que de la guantá que le iba a meter le iba a dejar la cara irreconocible de por vida, por lo que eso le iba a venir bien pa lo de agente secreto... Total que si no se vuelve corriendo el muchacho, el Marcelino lo hubiera desgraciao"


"Luego ha resultao que el tipo aquél era el mismo que ha salío estos días en la tele y ha estao hasta en la celebración del Rey como si fuera un  tío importante. Vamos… Como nuestra Juli, que últimamente aparece rodeá de gente importante por méritos propios (apunte usté bien eso, a ver si este verano me da un puesto en la piscina)" -nos siguió comentando el amigo Mamerto - "y ahí me dije: Mamerto, esto del muchachejo ese tiés que denuncialo, que con un poco de suerte sales tú también en la tele. Oyes… que a mí lo mismo me da un Gran Hermano, que el concurso ese en el que hay que estar en pelotillas con una moza en una isla, ¿sabeusté?".


Continuando con la procesión y después del incidente con “revienta majanos”, al pequeño Nicolás no se le volvió a ver hasta que la comitiva religiosa llegó al antiguo bar de Fleitas (pa los de la Logse: al lado de la floristería), donde nuevamente su guardaespaldas volvió a parar la procesión para colocarlo en el anda central del sepulcro, lugar en el que permaneció hasta que la imagen entró en la Iglesia, para volver a repetir la misma operación con la imagen de La Soledad, ya que desde el incidente con Marcelino “revienta”, no se atrevió a acercarse a Las Angustias.


"Vamos… Como nuestra Juli, que últimamente aparece rodeá de gente importante por méritos propios (apunte usté bien eso, a ver si este verano me da un puesto en la piscina)"

Preguntado un miembro de la directiva por la gran suerte del susodicho Nicolás -al conseguir en un mismo año cuatro de las andas más cotizadas por los cofrades- éste nos dijo "mire usté, de suerte ná,  que resulta que ni siquiera está apuntao a la cofradía… lo que pasa es que desde el obispado se nos informó de que iba a venir un tío muy importante y que lo dejáramos hacer y eso hicimos... Bueno, todos menos el Marcelino, que si le llega a calzar la guantá ahora estaríamos hablando de otra cosa".

Pero las andanzas del pequeño Nicolás no se limitaron a la Semana Santa, sino que mostrando una peculiar inclinación por el lucimiento en las procesiones corraleñas -algo bastante característico de los miembros de las Nuevas Generaciones del PP- había realizado similar operación durante la Coronación de Nuestra Sra. De La Muela.

Casualmente, nuestro amigo Mamerto Losantos -prototipo de capillitas corraleño en su máxima expresión- llevaba una de las andas de la Virgen en la susodicha macrofiesta religiosa, por lo que nos manifestó haber escuchado la voz del susodicho Nicolasillo (una vez estuvo situado en su anda correspondiente) saliendo de una moza vestía de Manola, por lo que se dijo a si mismo "Mamerto tienes que dejar el vino o pronto verás al cura en tanga"
 
El caso es que lo que le escuchó fue el ofrececimiento al párroco de un puesto en Roma: "al principio no le di importancia porque no era más que un muchachillo, aunque con unas piernas de infarto el jodío, pero claro, ahora al verlo por la tele y recordar lo de la procesión de los negros, he caído. El caso es que entonces oí cómo le ofrecía a D.Jesús un cargo en Roma... y no precisamente de monaguillo, asegurándole que tenía mucha amistad con el anterior Papa y con el cardenal Bertone y que si él quería acababa de cabeza en una de las prefecturas del Vaticano… Vamos que hasta le enseñó un selfie de esos que se estilan ahora en el que salía con el viejo Papa en el balcón"

Preguntado el párroco sobre estos hechos, éste negó tener conocimiento sobre los mismos: "bastante tengo yo con las coñas que circulan por ahí con mis fotos esas de "Yo soy Domund... y lo sabes",  como para estar pendiente del crío ese y sus tonterías"



Desde la plaza, esperando por si aparece el pequeño Nicolás, Carmelo Cotón.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination