-->

miércoles, 9 de abril de 2014

Victoria de la Marea de Terciopelo en Corral de Almaguer.

Parte de la marea de terciopelo (concretamente la de la cofradía de los moraos) a su paso por nuestra Plaza Mayor.










Muestras de júbilo, alegría y celebraciones de diversa índole, siguieron al dictamen definitivo de los jueces de Castilla- La Mancha, en el contencioso que seguían los jóvenes cofrades de Corral de Almaguer contra los intentos gubernamentales de privatizar o “externalizar” las procesiones de Semana Santa.

Todos recuerdan las protestas y manifestaciones que se elevaron hace ahora un año, al conocerse la intención gubernativa de otorgar la gestión de las procesiones de Semana Santa a una empresa privada. Al igual que ya intentaron con la sanidad, pero esta vez con la excusa de que de esa manera la empresa se encargaría de que las imágenes estuviesen limpias y restauradas, con su banda de música, saetas y flores en las andas y con el aparato propagandístico perfectamente desplegado, el gobierno llegó a convencer a la iglesia, e incluso a algún que otro presidente de hermandad bastante ignorante (de esos que se creen importantes cuando llevan el cetro) e impuso una tasa generalizada de 20 euros a todos los cofrades.

Alucinados con una medida a todas luces innecesaria, pues desde siempre las procesiones han venido funcionando sin problemas, los jóvenes de las tres cofradías se rebelaron contra los presidentes de las hermandades y sus pelotas y monjones habituales, y convocaron reuniones para formar una plataforma que se opusiese a semejante estupidez. Dicha plataforma, llevaría el nombre de marea de terciopelo, en atención a que la mayoría de las túnicas de Semana Santa eran ya de ese agradable y suave tejido.


"los jóvenes de las tres cofradías se rebelaron contra los presidentes de las hermandades y sus pelotas y monjones habituales"

De esa forma, se convocaron a lo largo del año numerosas manifestaciones por el recorrido habitual de las procesiones, bajo el lema: “la Semana Santa no se vende, la Semana Santa se defiende” a las que se unieron numeroso vecinos cansados de que el gobierno regalase siempre las cosas que funcionaban a sus amigos empresarios (como pasó con la Telefónica) para que luego éstos se forrasen a costa de las pobres gentes subiéndoles los precios a su antojo.

Incansables e inasequibles al desaliento, los jóvenes cofrades de Corral de Almaguer tuvieron que sufrir el desprecio de los gobernantes y la manipulación informativa de la televisión autónoma, que los llegó a calificar de anarquistas, antisistemas, gandules y cierrabares, cuando ellos sólo querían seguir manteniendo las inocentes tradiciones religiosas de la localidad.

Desesperanzados porque con tanto chorizo y tanta manipulación informativa de las televisiones, sus justas reivindicaciones pudiesen quedar relegadas al olvido, y la gente pobre tragase de nuevo sin protestar (tal y como había ocurrido con la subida de la electricidad, los carburantes, la bajada de los salarios, los recortes a las ayudas de los necesitados etc etc) algunos comenzaron a desanimarse y estaban a punto de tirar la toalla, cuando se conoció la presente sentencia.


"los jóvenes cofrades de Corral tuvieron que sufrir el desprecio de los gobernantes y la manipulación informativa de la televisión autónoma, que los llegó a calificar de anarquistas, antisistemas, gandules y cierrabares"

Ahora los jóvenes cofrades de Corral de Almaguer, esperan ilusionados a que lleguen las elecciones a las juntas de las cofradías, para echar de una vez por todas a los viejos directivos que intentaron vender las hermandades que eran de todos, o como suele decir el gobierno para esconder la palabra privatizar, "externalizarlos" y mandarlos a sus casas.



Desde la Cruz Colorá les informó: Ángeles Custodio.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination