-->

lunes, 3 de marzo de 2014

“Vamos a peor” la frase más repetida en los carnavales.

Foto en la que vemos como disfrutan algunos de los participantes en el reciente desfile.

 

Mira que la gente pone buena voluntad en esto de los carnavales y mira que los grupos de corraleños se lo curran año tras año echándole ganas e imaginación a la hora de confeccionarse los trajes. Pero nada…. no hay manera…. de que no falla la música, falla la organización, el jurado, o como en este año, el tiempo. Porque mucho cuidadito la racha que llevamos, que desde el movimiento de tanto santo no levantamos cabeza. 

 

Hay que reconocer que la tarde no estaba para muchos trotes y la lluvia no paraba de joder la marrana intentando hundir la moral de los participantes, pero a pesar de todo y armados con sus respectivos vasos de cubalibres en las manos (condición indispensable en los disfraces corraleños) los grupos y comparsas aparecieron en las tenerías dispuestos a hacer de tripas corazón y lucir de una vez por todas los puñeteros disfraces que tanto había costado confeccionar.


Bastante menos participación y cantidad de comparsas que otros años –queremos creer que por culpa del tiempo- pero la misma desorganización y descontrol habitual (y mira que debe ser de las pocas fiestas en que los corraleños no son meros observadores) que dieron paso a un sinfín de colores envueltos en chinas, butaneras, animales variados, útiles de escritorio, patos, pingüinos, marineros, brujas, escocesas, tirolesas, molinillos de papel, árabes, emanents, cocineras, mimos, latas de coca cola, pajarracos, popeyes, pollos, viejas, cavernícolas, leonas, trofeos, panteras rosas y hasta los mismísimos componentes de la casa de la pradera en pleno. 


"menos participación y  comparsas que otros años- creemos que por el tiempo- pero la misma desorganización y descontrol habitual (y mira es de las pocas fiestas en que los corraleños no son meros observadores)


Todos con ganas de diversión y todos dispuestos a aguantar el pesadísimo recorrido (más corto este año gracias a la lluvia) con tal de reírse de si mismos y olvidarse de la maldita crisis que tanto nos amarga la existencia. En ese sentido se echaron de menos las habituales caretos del Bárcenas y políticos afines, aunque nos da que la gente está ya hasta los mismísimos de esa gentuza y no quiere ni verlos en disfraz. 



Faltaron también las máscaras de toda la vida, sarmiento en ristre, que aunque poco coloristas daban ese aire de autenticidad a la celebración, y se constató la ausencia prácticamente total de personas mayores en el desfile y en el posterior baile del pabellón, que optan ya por acudir a los bailes de disfraces privados (otra novedad este año) en vista de que lo público, como todo en este país, se está abandonando. 



Una vez en el pabellón, lo de siempre –este año con pelea incluida- los mismos problemas con los premios. Y mira que se han ido diversificando para que prácticamente todos los grupos grandes se lleven alguno. Pero no hay manera, todos consideramos que el nuestro es el mejor disfraz y no soportamos que siempre se lo lleven las mismas, por más que las mujeres –reconozcámoslo- se lo curren bastante y con coreografía incluida. 


"Una vez en el pabellón, lo de siempre –este año con pelea incluida- los mismos problemas con los premios"


Como nos dijeron varios de los participantes: “cada año vamos a peor, esto ya es un mero botellón consentido” Confiemos en que esto sea sólo la apreciación de unos cuantos y nuestras autoridades no dejen morir por abandono una fiesta que tanto había costado recuperar. 


Desde el pabellón y disfrazado de morceguil: Evaristo Pefumes.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination