-->

miércoles, 26 de febrero de 2014

Un estudio coloca a los corraleños a la cabeza de la nueva "higiene responsable".

D. Andrés posó así de simpático en un conocido barrio, indignando a su vecindario.


Una encuesta elaborada por la marca de productos de limpieza "lucecita", revela que más del 80% de los corraleños se ducha sólo una vez al mes. Dato que aumenta hasta el 90% en el segmento de población que incluye a las beatas mayores de 70 años (lo cual explicaría la necesidad del uso de ingentes cantidades de incienso en las procesiones).



Únicamente un 14% de la población (casualmente los más jóvenes) se aplican la alcachofa por encima de la cabeza al menos dos veces por semana, normalmente coincidiendo con los días de botellón.



Por barrios: los menos aseados se sitúan en la zona de la plaza y aledaños; los más limpios en el Arrabal, y en Santana los "ni fu ni fa".


El estudio da al traste con el estudio realizado a nivel nacional por una firma de detergente para lavadoras ¡qué tendrán que ver las lavadoras con la higiene corporal! que alerta precisamente sobre el exceso de celo de los españoles en su higiene diaria, destacando el daño que el agua, gel y champú provocan en nuestra piel y cuero cabelludo, resecándolos e impidiendo la generación de sustancias segregadas de forma natural para protegernos de las infecciones. Sus recomendaciones: ducharse cada dos o tres días como mucho -siempre que no se haga esfuerzo físico- lavarse las manos cada dos o tres horas y utilizar el bidé diariamente.



Así que por una vez los corraleños vamos por delante en algo, que según los estudios es beneficioso para la salud en general, aunque no lo sea tanto para el aroma global de la población.



"por una vez los corraleños vamos por delante en algo, que según los estudios es beneficioso para la salud en general, aunque no lo sea tanto para el aroma global de la población"


Desde CORRAL DEscaradaMENTE hemos querido recabar la opinión de varios de nuestros conciudadanos sobre nuestras costumbres higiénicas.



En el Centro de Salud, nos respondía Baldomero Galván Izado, parado de la construcción de 42 años de edad:


"No hace tantos años que nos lavaban en la pila o la artesilla y aprovechaban el agua de bañar a nuestros hermanos pa bañarnos a tós por riguroso orden de edad y siempre una vez a la semana, preferiblemente los sábados. ¿Y qué pasa, acaso hemos salío mal?. Pos no, yo lo que pasa es que entre el tabaco y que estoy en el paro, me paso los días en el médico, pero pa entreteneme solamente ojo, que yo estoy hecho un toro".

 

Don Edelmiro de la Barraca y Alvárez, conocido potentado de la localidad con bodega propia, nos indicaba en su matinal paseo por la Plaza Mayor: "En mi familia, desde siempre los criados nos preparaban el baño los domingos para ir a comulgar como Dios manda, limpios en cuerpo y alma. Y en esa misma tradición seguimos, sólo que ahora, abiertos como estamos a la sensibilización ecológica, hacemos que los criados aprovechen el agua para regar y fregar el suelo después".

 

"La manía esa de lavarse todos los días -continuó don Edelmiro- es un invento de los judíos y los socialistas para que la gente dure menos y pagar menos pensiones. Yo, que aunque no tengo carrera soy poseedor de una amplia cultura general, tengo claro que la roña, además de proteger del frío, evita el desgaste de los lípidos por la acción corrosiva del jabón."



"es un invento de los judíos y los socialistas para que la gente dure menos y pagar menos pensiones"


Por su parte, desde las eras altas, doña Encarna Vales, ama de casa de 43 años y madre de 6 varones cuyas edades oscilan entre los 3 y los 15 años, nos manifestó lo siguiente: "Yo a mis hijos los conozco por la voz, así que no los lavo más que dos veces al año: una pa quitales el mosto al final de la vendimia y otra pa la función, justo al terminar de blanquear. Oyes y ni una mala gripe me se enganchan las criaturicas".

 

Finalmente, desde la Asociación de las Rancias Tradiciones, D. Andrés Trozado, vocal de amistades de tan vetusto ente, nos dijo: "Secar los acuíferos tan necesarios para regar nuestras viñas por culpa de las duchas, y dejar de oler a corraleño de bien, es algo difícilmente justificable desde la perspectiva moral e histórica de nuestra muy casposa y leal villa".


Parece que por una vez los corraleños, no sólo estamos de acuerdo en algo, sino que además compartimos una medida que, aunque polémica por sus consecuencias olorosas, parece encumbrarnos a la cabeza de la "higiene responsable" de nuestro país.


Desde el baño cristales, haciendo sus abluciones mensuales, les habló Carmelo Cotón.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination