-->

lunes, 28 de octubre de 2013

Una corraleña compra un jamón y consigue que España salga de la recesión.

Gerarda en plena compra del jamón, fue pillada por la Jacinta.


En la mañana de ayer y gracias a la ayuda de su madre pensionista, Gerarda Canorea, natural de Cabezamesada, pero casada en Corral y con tres hijos, un marido, una suegra y un perro a sus espaldas, tuvo el santo atrevimiento de comprar un jamón en una conocida tienda de la localidad, sin apercibirse de que en ese mismo recinto se encontraba (aparte de las habituales vecinas que van allí a echar la mañana) una conocida pelotillera y confidente gubernamental, a la que le colocaron los hijos en distintos puestos municipales como pago a sus chivatazos.


Sorprendida la confidente por el gesto de la Gerarda a la hora de comprar un jamón (de la calidad más inferior desde luego, pero jamón al fin y al cabo) Jacinta Rastrera y García Comadreja -que así se llamaba la susodicha soplona- llamó inmediatamente a sus contactos del ayuntamiento, para poner en conocimiento de la autoridad competente que a pesar de tener al marido en paro y vivir supuestamente con la pensión de la suegra, la Gerarda se había comprado un jamón.


“Ya sabía yo que la Gerarda escondía algo. Te digo yo que esto de la crisis es un invento de la izquierda y los sindicatos para hundir a nuestro gobierno. –comentó Jacinta Rastrera a su contacto en el ayuntamiento- ¡Ay si el Generalísimo levantara la cabeza!... iban a ir cerca to estas sinverguenzas. Y encima le echan la culpa a los pobres banqueros. Lo que te digo, lo nunca visto….de verdad que necesitamos con urgencia un nuevo líder militar que enderece con mano firme esta sociedad de rojos, drogadictos y amariconaos, y de paso que quite también al Papa de su puesto en el Vaticano y eche al blandurrio de Rajoy y…bla.. bla… bla…”


"Te digo yo que esto de la crisis es un invento de la izquierda y los sindicatos para hundir a nuestro gobierno. ¡Ay si el Generalísimo levantara la cabeza!... iban a ir cerca to estas sinverguenzas"


Tras colgarle el teléfono a la señora Rastrera con la excusa de que tenía mucho trabajo y agradecerle su encomiable labor de espionaje al frente de la población, el susodicho munícipe llamó inmediatamente a su contacto de Toledo, al que expuso sin adornos ni alusiones a los militares su feliz descubrimiento. 


Te va a encantar la noticia Borjita, vais a alucinar en colores los de Toledo. Ya se lo estás contando a nuestra querida lideresa” -explicó eufórico el político corraleño- ansioso porque en un futuro no muy lejano se le tuviera en cuenta para un puesto de mayor relevancia en el partido.


¡Pero que me estás contando! ¿Lo dices en serio? comentó Borja de Toledo preso de una indescriptible alegría… “en Madrid van a alucinar…. ahora mismo los llamo” y sin pensarlo un segundo marcó el número del subsecretario de Economía, Hacienda y Mamandurrias, para hacerle partícipe de tan feliz acontecimiento.


“Oye Borjita” -respondió el subsecretario Robledillo- "¿No me estarás engañando? dime si tus fuentes son totalmente fiables, que si esto es cierto lo tiene que saber con urgencia el ministro”


“Que sí Robledillo que es cierto, ¿Cómo puedes pensar que yo te engañe?" -contestó Borjita- “Vale pues entonces te dejo y voy a hablar ahora mismo con el jefe” -respondió a su vez Robledillo- Y nada más colgar marcó el número privado del ministro.


"¡Señor ministro, señor ministro! ¡Que en Corral de Almaguer han comprado un jamón!.... ¿Cómo que qué sitio es ese?...que si señor ministro que existe ….que es un pueblo de Toledo…que de verdad que va en serio lo del jamón…..”


“Tranquilícese Robledillo y repítamelo con calma” -contestó el ministro- "¿Usted es consciente de lo que me acaba de contar?...si eso se confirma podremos utilizar la compra del jamón en las próximas estadísticas como crecimiento del 0,1 por ciento para la economía de la Nación, y venderemos a los españoles que hemos salido oficialmente de la recesión. ¡¡Que llamen inmediatamente a la prensa!!"


"si eso se confirma podremos utilizar la compra del jamón en las próximas estadísticas como crecimiento del 0,1 por ciento para la economía de la Nación"


Y así fue cómo gracias al jamón que compró Gerarda Canorea en Corral de Almaguer, el índice de crecimiento económico subió una décima, y el gobierno de la Nación pudo lanzar las campanas al vuelo diciendo que por fin habíamos salido de la recesión.


¿Alucinante verdad?...a mí también me lo ha parecido. 



Desde la Moncloa: Pepita Poncillo.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination