-->

viernes, 19 de julio de 2013

Detenidas 50 ovejas por consumo de estupefacientes.

La única oveja que se prestó a ser fotografiada por nosotros. Las demás andaban todas "durmiendo la mona" por el fiestón que se dieron anoche.

Nada, que no hay manera de que nuestra población se relaje durante una temporada. Cuando ya creíamos habernos merecido de sobra un período de reposo después de tanto ajetreo de santos y procesiones, cuando nos disponíamos a disfrutar del verano después de la inusual belleza y esplendor de la primavera con sus copiosas lluvias de Mayo, resulta que hasta los animales se nos rebelan.

 

La noticia cundió ayer como la pólvora. Un fuerte dispositivo policial compuesto por 12 furgonetas de antidisturbios y 4 de Geos, acorralaron bien entrada ya la mañana los corralones del tío Nicasio y el de la viuda del tío Bochinches, ambos ganaderos. La causa de semejante despliegue policial era, según nuestra información, proceder a la detención de 50 ovejas drogadictas y un perro proxeneta, que venía presentando comportamientos anómalos desde hace tiempo y tenía alterados los rebaños de la comarca.



"La causa de semejante despliegue policial era, según nuestra información, proceder a la detención de 50 ovejas drogadictas y un perro proxeneta"


Según fuentes policiales, la culpa de tan curioso comportamiento la tenían las inusuales lluvias de este año. Como consecuencia de tan óptimas condiciones climáticas, las cunetas de las carreteras comenzaron bien pronto a llenarse de flores de todos los colores y tamaños como no se conocía en décadas. 


Entre esa auténtica orgía vegetal de flores, colores y tamaños, sobresalían unas extrañas pero suculentas amapolas blancas, que los animales en cuestión devoraban con auténtico placer. Hasta aquí todo perfecto. Más aún, yo diría que incluso pasado de belleza al estilo de aquella serie bucólica y pastoril conocida como Heidi.


Bien, pues el caso es que las mencionadas reses comenzaron un buen día a presentar comportamientos extraños muy alejados de lo que se supone normal en este tipo de animales de naturaleza pacífica y borreguil. A una le dio por creerse perro pastor y comenzó a perseguir y ladrar (con acento nasal) a sus compañeras. A otra, que era especialmente pacífica, le dio por subirse a los árboles creyéndose pájaro y lanzarse al vacío. A otra un poco más macarra, le dio por organizar una red de trata de corderas entre los rebaños de la zona y distribuirlas entre los numerosos burdeles de carneros de la población, contando con el beneplácito del perro pastor, que se convirtió en el matón de la organización y se llevaba parte de las ganancias. A otro nutrido grupo de ovejas les dio por operarse las tetas (perdón las ubres) y ponerse botox en los labios para intentar parecerse a Leidy Gaga, por la que sentían auténtica devoción. 



"las mencionadas reses comenzaron un buen día a presentar comportamientos extraños muy alejados de lo que se supone normal en este tipo de animales de naturaleza pacífica y borreguil"


Otro grupo, presidido por un viejo carnero de barba canosa, formó una cofradía y se dedicó todas las tardes a procesionar por las eras acompañado de un palo a modo de cetro, pero sin banda de música ni nada. A otras les dio por formar una ONG y se dedicaron a recoger leche de las ubres de forma altruista y fuera del ordeño diario, para repartir entre las numerosas crías de perros, gatos y demás animales de compañía abandonados por el ser humano. A un carnero gordito y acomplejaíllo que no se comía un colín, le dio por convertirse de la noche a la mañana en el sacerdote del rebaño, exigiendo la décima parte de la paja que les echaba el pastor y obteniendo asombrosamente la aceptación de las numerosas ovejas viejas de los rebaños de la población.


"A un carnero gordito y acomplejaíllo que no se comía un colín, le dio por convertirse de la noche a la mañana en el sacerdote del rebaño"


Finalmente a otro carnero con bigotillo le dio por creerse que era el presidente del gobierno borreguil y repetir continuamente "el rebaño va bien" "el rebaño va bien”. A éste último los pastores lo vendieron para una zangona.


Según las últimas informaciones a las que ha tenido acceso nuestra redacción, las culpables de las alteraciones mentales surgidas entre los borregos de la población, han sido las amapolas blancas que se encontraban en algunas cunetas, brotadas después de que unos traficantes de drogas tiraran la mercancía por los alrededores al atisbar un control policial. En estos momentos se están investigando también los posibles efectos alucinógenos del queso fabricado con la leche de éstas díscolas ovejas. Seguiremos informando.



Desde la portá de la Nicasia: Paloma Gómez Borrego.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination