-->

miércoles, 5 de junio de 2013

El uso continuado de rulos en la cabeza prolonga la esperanza de vida.

Un día cualquiera en "Peluquerías Mary". Viendo ese calendario, puede que no sólo sean los rulos los encargados de alargar la vida a las longevas corraleñas.



Los biólogos de la Universidad de Madison, en Wisconsin (EEUU), nos han sorprendido nuevamente con una extraña noticia. Desde hace meses, investigadores de esta reputada universidad se encuentran en Corral de Almaguer haciendo un exhaustivo seguimiento de los usos y costumbres de todos los vecinos, dada la cantidad de fenómenos extraños que se producen en él.



Sorprendidos por el número de viudas longevas que hay censadas en la localidad, los científicos acudieron a nuestra población para hacer un estudio de su comportamiento. Tras horas y horas de arduas  investigaciones, llegaron por fin a la conclusión de que  todas tenían algo en común: cuando se acercaba el fin de semana, alguna víspera de boda, algún bautizo, o la salida de algún paso procesional, todas ellas pasaban antes por la peluquería.


"Sorprendidos por el número de viudas longevas que hay censadas en la localidad, los científicos acudieron a nuestra población para hacer un estudio de su comportamiento"


Analizaron tintes, lacas, espumas y demás productos de belleza y no encontraron nada concluyente. Únicamente el hecho de ponerse los rulos en la cabeza parecía convertirse en nexo de unión. Después de arduas investigaciones, comprobaron que al estirarles el pelo y aplicarles calor en esa zona, unido al sueñecito de treinta minutos que se echaban mientras duraba el proceso de secado, se estimulaba la enzima “catalanasa” que se encuentra en la parte frontal  izquierda del cerebro.
  

Al estimular esta enzima, se aceleraba el proceso antioxidante de nuestro cuerpo; lo que explicaría que las mujeres vivieran más años que los hombres, que solo pasaban por la barbería muy de vez en cuando para cortarse el pelo, y pretender de paso que el  barbero les hiciera ingeniería capilar para tapar su prominente calva, a base de echar hacia un lado el pelo crecido desproporcionadamente del otro lado de la cabeza, el famoso peinado “Anasagasti”.


"Al estimular esta enzima, se aceleraba el proceso antioxidante de nuestro cuerpo; lo que explicaría que las mujeres vivieran más años que los hombres"


Las peluqueras están encantadas con esta noticia, pues con la crisis que está afectando tan duramente nuestra localidad, las señoras se estaban empezando a relajar en su aseo y acondicionamiento personal. Pero ahora tienen la excusa  perfecta. Todo sea por su salud y años de vida.




Desde la peluquería de la Teodosia, les informó:  Mara Villa de Peinados.





No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination