-->

lunes, 17 de junio de 2013

Aumenta vertiginosamente el número de sisones en Corral de Almaguer.

Cuidado con los sisones que, como se puede apreciar en la foto, van a por lo doraíco.

De nuevo los investigadores de la prestigiosa Universidad de Míchigan (EE.UU) -que ¡ojo! el trajín que se traen con Corral de Almaguer últimamente- han vuelto a nuestra localidad para estudiar en esta ocasión el inusual incremento de Sisones. “Es mocho chocante las cosas que pasar en vuestro poblado” ha contestado Mr. Robert Smith, jefe del numeroso equipo de investigadores estadounidenses que se ha presentado en la villa con todo tipo de artilugios y máquinas de medir, instalando lo que parece una sucursal de la NASA en un cercano solar del bar de Fritas.



“Vuestro pueblo de Corral ser lo más de lo más para hacer estudios curiosos” ha respondido Mr. Robert a las preguntas de nuestra conocida corresponsal Virtudes Terrenales.

“Mientras mentiras de políticos y ristra de chorizos generar en vuestro país a lot of de crisis económica y pobreza generalizada que hacer espantar pajarracos, en el vuestro poblado aumentar very mocho la tasa de sisones”  

“Nosotros no saber de dónde salir tanto pajarraco, por eso nosotros venir a comprobar si costumbres influir de alguna manera en aumento de aves cabezonas”


Según nos refería el susodicho americano -Premio Nobel por sus trabajos de Ornitología- los sisones son aves de costumbres dotadas de poco cerebro, que suelen repetir una y otra vez los mismos comportamientos de sus padres, sintiéndose especialmente atraídos por las procesiones, fiestas y demás actos folklóricos, en los que el sol resalta los brillos de los instrumentos musicales, las coronas de los santos y demás oropeles por los que se muestran atraídos.



"los sisones son aves de costumbres dotadas de poco cerebro, que suelen repetir una y otra vez los mismos comportamientos de sus padres"


“Ser parecidos a hurracas” añadió el famoso especialista en aves.  

“Sisones ser especialmente territoriales y gustar mocho de apostarse en esquinas y cables de luz para escochar marchas y mirar brillos de cetros, coronas, peinetas y joyas de ropa de domingous” 

“Nosotros creer que inusual aumento de sisones estar relacionado con pasados fastos de mochas estatuas en calle”



"son especialmente atraídos por las procesiones, fiestas y demás actos folklóricos, en los que el sol resalta los brillos de los instrumentos musicales, las coronas de los santos y demás oropeles por los que se muestran atraídos"


De repente, como si los mencionados pajarracos hubieran escuchado nuestra conversación, un enorme sisón que suele merodear por los alrededores de la iglesia y del ayuntamiento, se abalanzó en picado hacia la reportera, arrancándole de las manos el brillante micrófono que esgrimía como arma de trabajo.

Estupefacta por la reacción de la agresiva ave, nuestra reportera le lanzó el bolso y soltó un exabrupto que retumbó en toda la plaza. Asustado por la reacción del enorme sisón y el taco de nuestra periodista, mister Robert añadió: 

“Reportera tener mocho genio, ser como toro bravou ole ole” “yo olvidar avisar a reportera que, como sisones ser aves de costumbres, ellos llevar mal cualquier cambio y novedad en su entorno, por lo que atacar todo lo que ser diferente” 

“Jaja, perdonar que yo ría por incidente, pero parecer que a sisones no gustar nada libertad de expresión, ser como aves de mal agüero”. 


Más tranquila ya, nuestra corresponsal interrogó al afamado investigador sobre el tiempo que estimaban necesario para terminar el trabajo, a lo que Mr. Robert contestó: 

“nosotros esperar hasta próxima celebración de feria medieval, por ver si acudir mochos sisones a brillos metálicous de cota de malla”.




Desde la plaza y más cabreá que una mona: Virtudes Terrenales



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination