-->

miércoles, 17 de abril de 2013

Aparece un concejal que llevaba seis meses desaparecido.

Momento en el que encuentran a Sinforoso, creando una gran confusión.

Sinforoso Pocasluces, concejal del Ayuntamiento de Corral de Almaguer al que su familia había dado definitivamente por desaparecido tras seis meses de infructuosa búsqueda, apareció ayer sorpresivamente entre las estructuras del viejo edificio municipal, cuando unos técnicos provinciales de urbanismo revisaban el estado de abandono de las Casas Consistoriales.


Tras el inicial susto y sorpresa de los técnicos, que en un principio llegaron a pensar que se encontraban delante del eslabón perdido de los Neandertales, Sinforoso acertó a decir aquello de:  

“Buenas, vaya un tiempo malo que esta haciendo este año eeeh.” 

Y se quedó plantado delante de los funcionarios como si tal cosa, con los ojos hundidos en las cuencas y unas greñas y barbas sucias que le llegaban a los hombros. Estupefactos, los técnicos agarraron unos escombros dispuestos a defenderse, pero Sinforoso les espetó con las manos en alto:  

“no se asusten ustés que soy Sinforoso el hijo de la Inocenta, que soy concejal del ayuntamiento y voy a to las procesiones”.


Una vez devuelto a su casa y después de aguantar los lloros y reprimendas de su mujer, que llegó a encargarle un funeral y coger pésames, el extraviado edil municipal comentó a Tele-Toledo (único medio que acudió a cubrir el evento) que él se encontraba en un pleno tan ricamente pensando en lo poco que se trabajaba de concejal, cuando le entraron ganas de ir al baño. 


"su mujer llegó a encargarle un funeral y coger pésames"


Después de pedir permiso a la alcaldesa, salió a buscar el servicio y buscando, buscando, que si por este pasillo que si por estas escaleras, total que sin saber cómo se encontró perdido entre cascotes y viejas maderas y no hubo manera de encontrar la salida. Sin acelerarse mucho, como es él, se dispuso a pasar la noche y dijo aquello de “mañana Dios dirá”. Total que esperando que “dijera” se le pasó medio año.



"él se encontraba en un pleno tan ricamente pensando en lo poco que se trabajaba de concejal, cuando le entraron ganas de ir al baño"


A pesar de su lamentable aspecto, Sinforoso se encontraba en perfecto estado de salud gracias a que pudo alimentarse sin problemas con las numerosas palomas y ratas que circulaban por el edificio.  

“Las cazaba a lazo, que me enseñó mi abuelo de pequeño, y el agua la cogía de un viejo retrete abandonado desde tiempos de Franco. Al remate no he vivío tan mal, lo único que echaba de menos era el flanín de mi madre” 

Y con las mismas no tuvo más remedio que terminar la entrevista, ante los crecientes reproches y gritos de su mujer por despreciar el flanín que le hacía ella.



Desde el callejón de Pedro Campo: Simoneta Gómez Mochuelo



1 comentario :

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination