-->

miércoles, 20 de marzo de 2013

Entrevista a don Bautista Buenavista, fundador de la nueva Asociación Incultural de Amigos de la Defensa de las Rancias Tradiciones


Los cuatro fundadores de la nueva asociación en plena asamblea.


Bien es sabido que Corral de Almaguer esconde entre su historia muchos y dispares acontecimientos costumbristas que, anclados en el pasado, hacen de nuestro pueblo un lugar rico en tradiciones y folklore.
Para hablarnos de este tema hemos sido convocado por don Bautista Buenavista, primer presidente de la recién fundada “Asociación Incultural de las Rancias Tradiciones” acompañado por su hermano Honorato Buenavista, que permanece exageradamente atento a nuestra presencia, debido quizás a las gafas de culo de vaso que le fuerzan a agudizar otros sentidos.


La entrevista se lleva a cabo en su sede principal, una céntrica y modesta casa del barrio de las tenerías, donde comprobamos que, junto a una decoración exquisitamente rancia, poca luz y espacios pequeños, todavía persiste ese desagradable olor añejo, mezcla de aceite frito, humedad de orinales y dormitorios sin airear. Otra particularidad que nos impresiona, es el silencio que todo lo envuelve, únicamente roto por el tic-tac de un viejo reloj de péndulo atrasado en el tiempo como todo lo que se encuentra en el edificio.

Buenos días don Bautista, cuéntenos un poco cómo surgió la idea de crear ésta nueva asociación y en qué consiste.


Buenos días tengan ustedes. Me presento como el presidente de ésta asociación que nació a raíz de una simple pregunta: ¿Qué será de las rancias tradiciones que tanto renombre y sabor a posguerra dieron a nuestro pueblo cuando nosotros no estemos? Un municipio como el nuestro, nunca debe permitir que acontecimientos tan memorables y llenos de alegría, como los recogidos por nuestras rancias tradiciones, desaparezcan de la noche a la mañana por cuatro engreídos venidos de la capital, que se autocalifican de progres, educados y modernos. Y cuando hablo de esos acontecimientos, me estoy refiriendo a costumbres tan arraigadas en nuestro suelo como:  

Tirar al forastero al río, sobre todo si son más guapos que los mozos autóctonos”. Los quintos ¿Qué fue de ellos? Es preciso solicitar de nuestras autoridades que vuelva el reclutamiento obligatorio de los jóvenes para convertirlos en hombres y no en las nenazas actuales. ¿Qué fue de la arraigada tradición de abandonar los galgos después de la temporada de caza? bueno, este punto al menos se sigue practicando. ¿Qué fue de la graciosa costumbre de lanzar racimazos de uvas a los transeúntes desde las catangas de los tractores en tiempo de vendimias, no me digáis que eso no lo habéis hecho nunca? ¿Qué ocurrió con la extendida práctica de destrozar el parque cuando nos venía en gana utilizando el viejo dicho corraleño de que no hay cojones? ¿Cómo es posible que se vaya perdiendo la arraigada costumbre de presumir ante los forasteros de tener las imágenes más hermosas del mundo? ¿Es que ya nadie atropella gatos con los coches para mantener a raya a la población felina de la población? ¿Acaso no se está perdiendo la bonita tradición de hablar mal del vecino hasta que le estallen los oídos?
Éstas y otras propuestas son las que pretende defender nuestra asociación incultural.


 ¿Qué será de las rancias tradiciones que tanto renombre y sabor a posguerra dieron a nuestro pueblo cuando nosotros no estemos?

Pero don Bautista ¿Está usted seguro de que éste pueblo precisa de una asociación como la suya que parece plantear un retroceso en las formas y educación de los corraleños?


Al contrario de lo que pueda pensar, muchas han sido las voces que han animado a este par de hermanos solteros de buen ver -si muchacho no pongas esa cara, que todavía nos encontramos resultones- a continuar con nuestros propósitos Y no creáis que no hemos sido tentados por el modernismo y las comodidades que nos brinda la sociedad actual -no ha sido fácil no- pero siempre hemos perseverado en nuestras convicciones, e incluso hemos llegado a la flagelación para poder resistir, convencidos de que nuestro momento llegaría algún día. Y ese día por fin ha llegado, pues es evidente que Corral está volviendo -gracias a Dios y a la santísima Virgen- a ser ese pueblo rancio que siempre ha sido.

Dígame señor Bautista ¿Tiene muchos adeptos su Asociación? Porque veo que por lo menos su cometido lo tiene muy claro.

Pues por ahora, mi hermano -que es casi invidente como habréis podido comprobar- y un servidor, ambos más rancios que el tocino, y dos vecinos hartos de sus matrimonios decididos a probar nuevas emociones. La verdad es que más añejos que nosotros no creo que los podáis encontrar por los alrededores, aunque aún subsisten algunos establecimientos y escaparates del pueblo que nunca han perdido ese sabor. Aunque esos tienen ya hasta lavadora y tó. Pero vamos, no hay más que salir a la calle y ver cómo crece el interés por desarrollar éste tipo de actuaciones que en su día pusieron a Corral a la cabeza de la nación y le otorgaron el codiciado título de Interés Casposo Regional. Es evidente que la gente tiene ganas de volver a las añejas tradiciones y al folklore, pues todo lo que nos rodea últimamente (véase las televisiones regionales) está impregnado de ese espíritu inmovilista que podríamos denominar “de toda la vida de Dios” que nosotros defendemos.


"no hay más que salir a la calle y ver cómo crece el interés por desarrollar éste tipo de actuaciones que en su día pusieron a Corral a la cabeza de la nación y le otorgaron el codiciado título de Interés Casposo Regional"

Bien…. pues por todo eso hemos fundado esta asociación que tiene como objetivo sacar a la calle a las personas que ya habían perdido la fe en volver a vivir rancios momentos, abogando mediante rosarios y novenas para que éste modo de vida se establezca de forma permanente en tierras corraleñas. Y con esta frase acabó la charla don Bautista y se quedó más chulo que un ocho

Muchas gracias por atendernos don Bautista y estaremos atentos a su programación incultural.


Dos horas y media después de que don Bautista y su hermano nos describieran las inquietudes y proyectos de su asociación, salimos a la calle para comprobar in situ si efectivamente Corral de Almaguer seguía oliendo a rancio y tocino gordo por las esquinas como pretendía nuestro entrevistado. El resultado fue tan sorprendente, que mejor os lo contamos en otro artículo.



Desde la esquina del mercado con la callecilla que va al puente más feo del pueblo: Juan Francisco de la Verga.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión pero no te enrolles, no sea que te hagamos menos caso que al pregonero de la Función.

Archivo del blog

 

Copyright 2013 All Rights Reserved CORRAL DEscaradaMENTE is a resgistered brand by some correalenians with tons of imagination